¿Qué es y cómo hacerlo?


Dry brushing o cepillarse en seco, es justamente lo que dice su nombre, cepillarse el cuerpo con un cepillo seco. Eso sí, debe ser un cepillo de cerdas naturales! Es ideal hacerlo antes de bañarse y siguiendo un patrón (más sobre esto abajo). Esta práctica ha existido durante muchos años, sin embargo, es recientemente que ha adquirido más popularidad. Personalmente, yo tengo poco más de un año de practicarlo diariamente, y he sentido los resultados, tanto así, que si paso un tiempo sin hacerlo, noto la diferencia en mi piel. Eso es hablando meramente de los efectos de cepillarse en la piel, exteriormente, esta práctica tiene un beneficio (de muchos) que quizás no notamos de manera tan evidente, y es que ayuda al funcionamiento del sistema linfático. Les cuento un poco de los beneficios de cepillarse en seco.

  1. Apoyo al sistema linfático – El sistema linfático es una parte importante de nuestro sistema inmunológico, y no tengo que contarles la importancia de que nuestro sistema inmunológico funcione de manera óptima… El sistema linfático está compuesto de diversas partes, (organos, nódulos linfáticos, conductos) que cumplen el propósito de mover la linfa por el cuerpo. Muchos de los vasos y conductos linfáticos se encuentran muy cercanos a la superficie de la piel, y por esto es que cepillar el cuerpo ayuda a estimular la circulación de la linfa por el cuerpo, lo cual a su vez, ayuda al proceso de desintoxicación del cuerpo.

  2. Exfoliación – Como saben, exfoliar la piel ayuda a mantenerla suave y limpia. La exfoliación ayuda a eliminar impurezas como grasa, polvo, contaminación, y células muertas de los poros, previniendo brotes y minimizando su tamaño. Cepillarse en seco es una manera sencilla y efectiva de exfoliar la piel y este beneficio se siente desde la primera vez que lo hacemos.

  3. Energiza – Al igual que los efectos de la exfoliación, desde la primera vez que uno se cepilla ensecosiente este beneficio, energía natural que carga el cuerpo. Se cree que esto es porque cepillarse en seco mejora la circulación, y es por esto que yo lo hago y recomiendo hacerlo por la mañana.

Si están pensando en probar esta práctica es importante tomar en cuenta ciertas cosas, lo primero y más importante es que el cepillo debe ser de cerdas naturales, no queremos un cepillo con cerdas plásticas y duras que más bien puede lastimar la piel. Lo segundo es el patrón en el cual se debe hacer (idealmente hay que cepillarse por la mañana antes de bañarse). Al inicio hay que cepillarse suavemente sin aplicar demasiada presión y gradualmente, conforme la piel se va acostumbrando a esta práctica, se puede ir aumentando la presión. Se empieza por los pies (incluyendo las plantas de los pies) y se sube por las piernas, seguido se repite el proceso en manos y brazos. El movimiento del cepillado debe ser siempre hacia el corazón, es lo ideal para estimular la circulación sanguínea y linfática. Después de brazos se sigue con abdomen, pecho y axilas, en abdomen y axilas el movimiento es circular en el sentido de las manos del reloj. Finalmente se cepilla la espalda y si tienen un cepillo con las cerdas bien suaves, la cara.

El cepillo – Yo uso un cepillo con un agarradera larga desmontable para poder cepillarme bien la espalda completa y al mismo tiempo poder usarlo sin agarradera larga para abdomen y brazos. En realidad es mucho cuestión de gusto, así como algunos pueden preferir una agarradera fija para que no se suelte, algunos pueden preferir algo más compacto, yo recomiendo el desmontable como primer cepillo ya que les da ambas opciones. El mío lo compré en Auto Mercado y me encanta, pero también pueden conseguir en algunas macrobióticas y tiendas de artículos naturales. El cepillo se debe cambiar cada 6-12 meses o cuando vean que las cerdas se ven desgastadas, y se debe lavar por lo menos una vez por semana para eliminar las células muertas.

Como muchas prácticas alternativas, hay gente que cree en los beneficios y hay gente que no, y en realidad no hay estudios científicos sobre el cepillado en seco. Personalmente, yo sí he sentido los beneficios de esta práctica, especialmente la piel más suave y el cuerpo energizado, por lo mismo la recomiendo y se ha convertido en parte de mi rutina diaria. No todo es para todos pero no hace daño intentarlo, y ver como se sienten.